Cómo combinar los colores en una casa para que fluya el amor

0
255
chica pintando

Cuando tomas la dura y pensada decisión de mudarte a vivir con tu pareja, tienes que tener claras muchas cosas. Tienes que pensar que, ante todo, la cosa solo saldrá bien si realmente te llevas bien con él y piensas que es tu media naranja y viceversa. Además, para pasar la prueba de fuego, antes tendréis que haber convivido en otras ocasiones por largos periodos, como vacaciones de verano, fiestas, etc, para comprobar así que realmente sois compatibles en la convivencia. La convivencia en pareja puede suponer la unión definitiva de dos personas en una relación si todo sale bien o, por el contrario puede suponer la ruptura definitiva.

Cada uno tiene sus manías y todas han de ser comprendidas y respetadas, al igual que la otra persona deberá comprender las tuyas. Eso sí, debes platearte cambiar tus manías si sabes y eres consciente de que tienes alguna manía insalubre como por ejemplo tirarte gases en la casa. Deberás empezar a comprender la convivencia como un momento de acuerdo y comunión y no como un hecho individualista. Partiendo que si esa base no se cumple nada saldrá bien, hay ciertas cosas extra que se pueden hacer en una casa para que el amor fluya con gratitud. Una de esas cosas, aunque parezca una tontería, es la combinación de colores. Para que el amor fluya tienes que saber cuáles son los colores que darán más armonía ala casa y como deben combinarse. En la mayoría de los casos optaremos por colores neutros combinados con alguno más llamativo, eso sí el color llamativo ha de tener pequeños toques, no ser el color principal. Por eso hoy te traemos en este artículo cómo combinar los colores para que fluya el amor en una casa:

  • Para el comedor puedes combinar el color beige en la pared con los sofás marrones y poner algún toque de naranja en los cojines, por ejemplo o en los elementos decorativos. Otra gama cromática que es la que más te recomiendo y nunca falla, es la escala de grises combinada con el blanco, ya que aporta pureza y despeje. Pinta las paredes blancas o gris clarito, puedes, por ejemplo, poner en una de ellas un papel pintado de rayas gris y elegir los sofás negros para combinar con cojines de texturas plateadas y grises. Las cortinas blancas darán un toque de pureza a la casa.
  • Para la habitación nunca elijas colores como el rosa o el rojo, ¡Qué horror! Eso es de los años 2000. Puedes elegir un azul pastel clarito y combinarlo con muebles blancos clásicos o modernos. Darán más luz y espacio. Si lo prefieres, puedes pintar la habitación de un marrón muy clarito y combinarla con muebles blancos también y cortinas en beige, algo más clásico pero que aportará frescura al hogar.

Recuerda usar siempre colores claros o pastel, los buenos decoradores lo hacen. Y no olvides que pintar las paredes en amarillo chillón, marrón chocolate, rojo, naranja, etc, es una horterada.

Dejar respuesta