El Herpes una enfermedad sexual prevenible

0
410
prevenir herpes

Dentro del conjunto de enfermedades sexuales tenemos el Herpes. Su aparición es causada por dos tipos de virus, uno de ellos es el herpes simple del tipo 1 y el otro es el herpes simple del tipo 2.

El herpes oral, así como el herpes bucal suele ser ocasionado por el virus del herpes simple del tipo 1 (VHS-1) Cabe señalar que a lo largo de la infancia la mayoría de las personas se ven infectadas por el VHS-1, a través de un contacto no sexual. Esto es, mediante el beso a un pariente o amigo que ya tenga el herpes oral. Ahora bien y esto es un detalle interesante: El VHS-1 puede también propagarse durante las relaciones sexuales orales de la boca a los genitales, razón por la que ciertos casos de herpes genital son causados por el VHS-1.

Las formas de propagación están relacionadas a las relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que esté contagiada de la enfermedad.

El virus se localiza concretamente en la llaga que conforma el herpes y muchas veces el contacto directo con ese líquido es lo que desata la infección.

Ahora bien, es importante señalar que es posible contraer herpes a través de una pareja que esté infectada aun cuando las llagas que presente no sean visibles o en su defecto desconozca que tiene la infección. Y es que el virus cuenta con la capacidad de liberarse a través de la piel y propagar así la infección en su pareja.

Por ello es importante que te protejas contra el herpes no teniendo relaciones sexuales, algo que a veces es difícil, teniendo una relación monógama con una pareja a la que se le hayan realizado pruebas con antelación dando negativo en los resultados. Algo en lo que insisten mucho los médicos es en el uso de condones de látex, cada vez que tengamos una relación sexual, aunque no protegen completamente del herpes.

La mayoría de las personas que tiene herpes no tiene síntomas y en caso de tenerlos estos son leves, las llagas del herpes genital, son una o más ampollas en los genitales, el recto o la boca, son ampollas que se abren, duelen y cuya curación pueden incluso tardar varias semanas.

Es común que, durante el primer año que se ha producido la infección tengan lugar nuevos brotes de herpes genital, los mismos que tenderán a disminuir con los años.

Por ello si nota síntomas como una llaga inusual, secreción con olor, ardor al orinar o específicamente en las mujeres, sangrado entre periodos, será mejor hacerse una revisión

Una mala noticia: no hay cura para el herpes

En efecto no, pero existen muchos medicamentos para prevenir o disminuir la duración de que se conoce como los brotes de herpes. Ahora bien señalar que existen medicamentos para el herpes que al tomarlos todos los días reduce la probabilidad de contagiar a otras personas.

Por último indicar que ciertas personas que se han visto afectadas por el herpes genital, muestran extrema preocupación pues desconocen la forma como afectará a su vida sexual pero es importante saber que aun cuando el herpes no tiene cura es una enfermedad sexual controlable

Dejar respuesta